El alza de repentina de violencia, han dejado al gobierno del presidente vulnerable, demostrando que su plan, al parecer no tiene el control que necesitan para evitar esta clase de incidentes lamentables para la población.

Nayib Bukele, si bien se ha pronunciado al respecto, más parecer que empezó a echarle la culpa a todos sus opositores, en lugar de hacerse cargo y aceptar que su plan no está dando los resultados que él asegura.

Poco se sabe sobre el caso ocurrido en la Tiendo, adonde seis personas perdieron la vida, producto de un ataque armado. Además, el mismo día, un medio del gobierno informó que un soldado perdió la vida en San Martín durante un tiroteo. Sin embargo, Merino Monroy lo negó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *